MOTOR BlueHDi: TRATAMIENTO DE LOS GASES DE ESCAPE

i

MOTOR BlueHDi: TRATAMIENTO DE LOS GASES DE ESCAPE

UNA TECNOLOGÍA EXCLUSIVA

/image/14/8/peugeot-308-2015-059-en.214148.jpg

Desarrollada por el Grupo PSA, la tecnología BlueHDi combina el filtro de partículas añadido (FAP) con la SCR (reducción catalítica selectiva), que permite tratar los óxidos de nitrógeno (NOX) gracias a la incorporación de AdBlue®. Esta tecnología permite reducir los NOx hasta un 90 %. El sistema permite transformar los NOx en vapor de agua (H2O) y en nitrógeno (N2) en el seno del catalizador específico del sistema de SCR.

Esta nueva tecnología es la solución más eficaz del mercado en materia de reducción de las emisiones contaminantes. Con esta oferta, PEUGEOT mantiene su posición de liderazgo en los sistemas anticontaminación de los motores diésel.

Estos motores, 1.5 BlueHDi, 1.6L BlueHDi y 2.0L BlueHDi, son los utilizados por los PEUGEOT 208, 2008, Nuevo 308, Nuevo 308 SW, 3008, 508, Nuevo 5008, Partner Tepee, Traveller, Partner, Expert y Boxer.

AdBlue® y TECNOLOGÍA SCR

Para garantizar el respeto del medio ambiente sin alterar el rendimiento ni penalizar el consumo de combustible de sus motores diésel, PEUGEOT ha optado por equipar sus vehículos con un dispositivo capaz de descomponer los óxidos de nitrógeno (NOX) en nitrógeno (N2) y en vapor de agua (H2O). Este sistema combina el sistema de SCR (reducción catalítica selectiva) y AdBlue®i para tratar los gases del tubo de escape con arreglo a las exigencias de la nueva norma Euro 6.

AdBlue® es una solución no inflamable, incolora e inodora (conservada en un lugar fresco) que contiene un 32,5 % de urea diluida en agua desmineralizada.

AdBlue® se conserva en un contenedor específico de alrededor de 17 litros que permite una autonomía de circulación de aproximadamente 20 000 km. Cuando se alcanza el nivel de reserva, se desencadena automáticamente un dispositivo de alarma; no obstante, es posible recorrer cerca de 2400 km antes de que el depósito se vacíe.

Puede accederse al depósito de AdBlue® desde la tapa del depósito de combustible o desde el maletero. El llenado del depósito de AdBlue® está previsto en cada revisión del vehículo en la red PEUGEOT o en un taller autorizado. No obstante, en función del tipo de circulación efectuada, podría ser necesario efectuar llenados complementarios de líquido entre las revisiones, en particular si la alarma (testigos y mensaje) así lo indica.
Si piensa realizar el llenado adicional usted mismo, lea atentamente la documentación de a bordo.

AdBlue® se congela por debajo de –11 °C aproximadamente y se degrada por encima de 25 °C. El sistema de SCR incluye un dispositivo de recalentamiento del depósito de AdBlue® que permite conducir en todas las condiciones climáticas. Se recomienda almacenar las garrafas o bidones en un lugar fresco, protegido de la exposición directa a la luz solar. En estas condiciones, el líquido puede conservarse al menos un año. Si el líquido se congela, puede utilizarse una vez que se haya descongelado por completo, a temperatura ambiente. La fecha de producción se indica en la etiqueta del envase de AdBlue®. Utilizar únicamente AdBlue® que cumpla la norma ISO 22241.

Cuando el depósito de AdBlue® esté prácticamente vacío (con una autonomía restante de aproximadamente 600 km), debe acudir lo antes posible a la red PEUGEOT o a un taller autorizado. No en vano, cuando el depósito de AdBlue® esté completamente vacío, se activará automáticamente un dispositivo reglamentario para evitar el arranque del motor. Un indicador de autonomía permite conocer la distancia que puede recorrer antes de que el vehículo quede inmovilizado.

Peugeot Tecnologia

Consejos de uso

  • No almacene las garrafas o bidones de AdBlue® en su vehículo.
  • No realice su llenado a partir de un distribuidor de AdBlue® reservado para el uso de vehículos pesados si el llenado del depósito de AdBlue® se sitúa en el maletero de su vehículo.
  • No transvase nunca el AdBlue® a otro recipiente, puesto que perderá sus cualidades de pureza.
  • No diluya nunca el AdBlue® con agua.
  • No vierta nunca el AdBlue® en el depósito de diésel, ni el diésel en el depósito de AdBlue®: AdBlue® no es un aditivo y, por lo tanto, no debe mezclarse directamente con el combustible.
  • En caso de salpicadura del líquido, enjuague inmediatamente con agua fría o limpie con un paño húmedo. Si el líquido se ha cristalizado, retírelo con una esponja y agua caliente.

En caso de error, no arranque el motor: póngase en contacto con la red PEUGEOT o con un taller autorizado.

EMISIONES BAJO CONTROL

La tecnología BlueHDi es la solución PEUGEOT para preservar la calidad del aire mediante la regulación de la combustión y el tratamiento posterior de los gases de escape.

El principio consiste en reducir hasta un 90 % las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) a la atmósfera, eliminando el 99,9 % del número de partículas finas. El sistema SCR (Selective Catalytic Reduction) convierte los NOx en vapor de agua y nitrógeno mediante un proceso de catálisis.

EFICACIA PROBADA

/image/14/7/peugeot-308-2015-044-fr.181266.214147.jpg

La tecnología BlueHDi es la única que garantiza una activación rápida después del arranque, gracias a la posición del sistema Selective Catalytic Reduction (SCR), instalado después del filtro de partículas con aditivo (FAP).

Esta combinación (SCR + FAP con aditivo) aporta una eficacia excepcional en el tratamiento de los gases de escape.

PEUGEOT, siempre en la vanguardia, equipó un vehículo con un FAP once años antes de que se lo impusiera la legislación. Se trataba del PEUGEOT 607, una primicia mundial en 2000.