José Antonio Suárez finaliza el Rallye de España con un buen balance y Pepe López abandona cuando era tercero de su clase

El Peugeot España Racing Team cierra con un balance muy positivo su participación en el Rallye de España, undécima prueba puntuable para el Campeonato del Mundo de Rallyes que se ha celebrado en Salou (Tarragona). José Antonio Suárez y Pepe López han disputado la prueba de casa con dos Peugeot 208, un R5 para el asturiano y un R2 para el madrileño. Ambos con suerte dispar en la cita catalana, pero demostrando una gran calidad.

A los mandos del Peugeot 208 T16, el tándem de Peugeot Sport, José Antonio "Cohete" Suárez y Cándido Carrera ha sido protagonista en los tramos de la provincia de Tarragona. A pesar de abandonar en la primera jornada del viernes, "Cohete" y Cándido Carrera han protagonizado una excelente actuación marcando un mejor crono y siete terceros scratch.

Por su parte Pepe López y Borja Rozada, que llegaron tras imponerse en la 208 Rally Cup francesa, no tuvieron suerte en la prueba. En el tramo de Barcelona del jueves la dirección asistida no les permitió disputar la especial en plenas condiciones. Sumando a este problema, un pinchazo y un problema con el manguito del motor le obligaron a abandonar por precaución, diciendo de esta manera adiós al rallye cuando todo indicaba que pelearía por el triunfo entre los coches de su categoría.

José Antonio Suárez: "Estoy contento en general de cómo ha ido el Rallye de España. El principio fue duro, en el primer tramo del viernes se nos empañaba la luna delantera, que se despegó, y no teníamos agua para limpiarla. El sábado y el domingo todo ha ido bien. Hemos estado en cabeza en casi todos los tramos, peleando y dando el máximo. Hemos marcado tiempos muy interesantes, un scratch y en la mayoría de especiales solo nos han superado los Skoda que están por encima en nuestra categoría. El coche y nosotros hemos dado un gran paso adelante y tenemos que seguir así. Ahora a centrarnos en el Rallye de Gales".

Pepe López: "No hemos tenido suerte en este rallye. El primer día, en la especial de Barcelona tuvimos un problema con la dirección perdiendo bastante tiempo. El viernes salimos con muchas prisas después de un gran trabajo del equipo en reparar. En el quinto tramo sufrimos un pinchazo al encontramos una piedra muy grande en medio de la trazada y a consecuencia de ello se rompió un manguito del agua, que dejó tocado el motor. Al analizar el problema decidimos retirarnos por precaución y evitar daños mayores. El balance no es el deseado, ya que solo pudimos correr cinco tramos y abandonamos en el rallye de casa, pero el objetivo de la temporada, que era ganar la 208 Rally Cup, está cumplido".