El Peugeot 3008, a prueba

La estación de esquí de Val-D’Isère ha sido el lugar elegido para poner a prueba el Peugeot 3008 en las condiciones más duras del invierno

El Peugeot 3008 ha demostrado lo qué puede hacer un SUV en un lugar mítico para los amantes de los deportes de invierno. La estación de esquí de Val D’Isère, escenario de una prueba anual de la Copa del Mundo de Esquí y sede de los Mundiales de la especialidad en 2009 y de varias pruebas de los Juegos Olímpicos de Albertville en 1992, ha puesto a prueba las prestaciones invernales del nuevo modelo de la marca en plena ola de frío.

El arsenal tecnológico del Peugeot 3008 le permite enfrentarse sin problemas a carreteras, pistas forestales y terrenos totalmente helados y nevados. La motricidad y la adherencia están aseguradas, incluso en condiciones extremas, con el Advanced Grip Control y el Hill Assist Descent Control (HADC).

El Advanced Grip Control es un sistema de optimización de la motricidad en firmes deslizantes o en mal estado, como la nieve o las placas de hielo omnipresentes en Val d’Isère y los alrededores de sus 300 Km de pistas. Esta tecnología actúa sobre las ruedas motrices delanteras. Se activa a través del mando giratorio situado en la consola central, que permite elegir entre uno de los cinco modos de uso disponibles:

  • El modo Normal está pensado para condiciones normales, sin problemas de adherencia, mientras que el
  • Modo Nieve: adapta de manera instantánea el control de tracción de cada una de las dos ruedas motrices a las condiciones existentes. Cuando el coche supera los 50 km/h el sistema pasa automáticamente al modo Normal.
  • Modo barro: Permite circular sin problemas por terrenos deslizantes como tierra o hierba húmeda. Funciona como un diferencial de deslizamiento limitado, se adapta perfectamente a la circulación en pistas y se mantiene activo por debajo de 80 km/h.
  • Modo Arena: Mantiene el deslizamiento de las dos ruedas motrices simultáneamente para permitir la progresión sobre suelo blando y limitar el riesgo de quedar atrapado en la arena. Este modo funciona hasta 120 km/h.
  • Modo ESP Off: Ofrece al conductor la posibilidad de desconectar totalmente el ESP y el Grip Control, hasta 50 km/h, y gestionar la motricidad de manera autónoma.

Además, el Peugeot 3008 cuenta con el Hill Assist Descent Control (HADC), una nueva función de ayuda a los descensos, que permite controlar perfectamente y de un modo seguro, el vehículo y su trayectoria en pendientes inclinadas. El sistema es innovador, porque puede mantener el vehículo a velocidades muy bajas (3 Km/h), aportando control y seguridad en situaciones críticas. Esta función se activa por medio de un botón situado en la consola central.